Una casita en la playa con ampliación en la cubierta

La casita en la playa ha sido una aspiración de las clases media españolas. Los pueblos de pescadores vieron como desaparecían sus barrios más típicos para dar paso a urbanizaciones de casitas en la playa. Medio siglo después, esas casitas también se han ido transformando.

casita en la playaEn este caso nos encontramos en la costa alicantina. La vivienda surge de la necesidad de ampliar la casa de vacaciones, aprovechando  la cubierta plana de la construcción original.

casita en la playaEsta vivienda primigenia forma parte de una manzana de casitas que originalmente fueron iguales, pero ya no queda rastro de de lo que fueron. Los propietarios han ido realizando ampliaciones sobre la cubierta plana, siguiendo la estética de la planta baja que, en muchas ocasiones, ya había sido reformada.

casita en la playaEl resultado es una calle de arquitectura sin control y que difícilmente volverá a sus orígenes.

La propuesta plantea una suerte de rebeldía estética y funcional, una provocación necesaria para distinguirse del resto.

casita en la playaAsí, la arquitecta encargada de la ampliación, Laura Ortín propone una arquitectura volátil.  que se funda con el cielo. Una ampliación sencilla, práctica y directa, para que su ejecución sea ágil y su interpretación inmediata.

casita en la playaSe opta por unos acabados elementales para que los costos sean reducidos. En definitiva, una arquitectura que se define con nuestro tiempo y con nuestros recursos.
casita en la playa
El nuevo volumen  se gira de la alineación para mirar a la torre vigía símbolo del pueblo y cuya orientación es la idónea. Se realiza con estructura metálica que apoya en los muros de carga de la vivienda de abajo y se utiliza el sistema SATE en fachada de aislamiento mediante mortero, cuyo color está inspirado en los aerogeneradores de la energía eólica. Camuflaje celeste y ligereza.

En 90 metros de superficie se consigue una vivienda completa amplia y cómoda. Cuenta con un gran volumen interior en vertical que amplia las vistas hacia el altillo y modula la temperatura. Las estancias fluyen hacia el exterior gracias a dos amplias terrazas de uso constante.

casita en la playaSe recuperan ciertos materiales en desuso como el terrazo para suelos, diseñado por el estudio; y la madera del techo, tableros fenólicos de embalaje de objetos de los containers marítimos. Materiales que resultan atractivos y únicos para este espacio.

casita en el playaEl resultado es una casa fresca, acogedora y luminosa, cualidades esenciales para descansar en vacaciones.

SI TE INTERESA COMPRAR ALGUNO DE LOS PRODUCTOS QUE APARECEN EN ESTE ARTICULO ENVIANOS UN EMAIL A HOLA@DECORAMUS.COM