Un loft en una vieja escuela rehabilitada

El estudio holandés Eklund Terbeek combina características contemporáneas y originales en este apartamento tipo loft, que se encuentra dentro de una vieja escuela en Rotterdam.
El edificio, que data de 1912, se convirtió en seis apartamentos. El estudio se hizo cargo tanto de la reforma y rehabilitación como del interiorismo del espacio loft del edificio.

vieja escuelaEl estudio tuvo que enfrentarse a la adaptación de un viejo edificio con un uso concreto -una escuela- a un edificio residencial, con normas actuales que obligan a incluir todas las comodidades contemporáneas. Además, se quería mantener el carácter original y los detalles del edificio.

El apartamento se ha diseñado a partir de un pasillo y dos aulas antiguas, que han sido derribadas para formar una gran sala de estar.

vieja escuelaUna hilera de ventanas de guillotina y paredes encaladas hacen que el espacio se aligere, mientras que en el techo se ha dejado al descubierto el cemento que contrasta con la blancura de las paredes.

La parte trasera de la sala alberga la cocina, que está anclada en una isla de desayuno de hormigón. Para agregar un toque de calidez, la madera de nogal oscuro se ha utilizado para los armarios y la mesa de comedor cercana.

Un trío de lámparas esféricas transparentes se suspenden de las vigas del techo.
El salón se define con una estantería cuadriculada y muebles en gris claro. La altura de cinco metros se aprovecha para crear una zona de estudio a la que se accede a través de unas escaleras ocultas por la estantería.

vieja escuelaLa altura de los techos se aprovechó en el pasillo para crear dormitorios adicionales bajo el desván.

Se han conservado algunos elementos originales, como el ladrillo amarillo mostaza del pasillo, de forma que ahora convive los viejo y lo nuevo en un elegante equilibrio.

vieja escuelaOtro elemento que se mantiene son los cinco cubículos originales de inodoros de la escuela, que se han aprovechado para que cumplan diferentes funciones, como la ducha.

Terminado con azulejos negros, un espejo colgado a lo largo de la pared trasera del baño permite apreciar toda la longitud del pasillo del desván.

SI TE INTERESA COMPRAR ALGUNO DE LOS PRODUCTOS QUE APARECEN EN ESTE ARTICULO ENVIANOS UN EMAIL A HOLA@DECORAMUS.COM