La bici como protagonista

La bici se convierte en protagonista de este proyecto, una apartamento de 75 metros destinado a vivienda de una persona soltera y apasionada del ciclismo y el diseño. Colombo y Serboli se encargaron de rediseñar la vivienda,

La antigua vivienda, muy compartimentada, se convirtió en un piso de dos dormitorios y un amplio espacio de vida, una casa muy masculina que utiliza una paleta de colores neutra con diferentes texturas.

 

En la entrada se instaló un sistema de tubos que sirve de soporte para las bicicletas del propietario, mientras que la pared se protege mediante un alicatado de azulejos grises. El mismo alicatado continua en la zona de la cocina, aunque en formato mediano, y el baño en el formato más pequeño en la zona de la ducha.

Este juego con el color y la dimensión de la baldosa da continuidad a las superficies de uno de los lados del proyecto.

Una amplia banda de superficie rugosa en la parte superior de la pared que rodea la sala de estar unifica y da carácter al espacio, al mismo tiempo que esconde líneas de luces LED difusas por encima de las cortinas de terciopelo y también a lo largo de la pared opuesta a la cocina, Vigas

Se recupera el balcón, que había sido cerrado para alojar un baño, y se ha abierto una ventana que amplía la entrada de luz natural a la vivienda.

Lo que antes era la cocina es ahora el baño, con una ducha hecha a medida, protegida por una gran mampara de vidrio. Para la grifería se ha elegido un modelo lacado en negro que refuerza ese carácter masculino que se ha querido dotar a la casa y que se repite en los tubos de sujección de las bicis y en los soportes para plantas de la terraza.

La cocina está abierta a la sala de estar y se eleva en un escalón al igual que el área del baño. Todo el mobiliario es de color negro y el ventilador se esconde en el falso techo.

El acceso a los dormitorios principal y de huéspedes se realiza a través de dos puertas dobles originales con molduras que se mantuvieron en el mismo lugar tras restaurarse convenientemente. Las habitaciones son luminosas y espaciosas, con los mismos suelos de madera de roble natural de la sala de estar.

En la zona de estar nos encontramos con muebles de Kettal y Stua, que dan un punto sofisticado a la estancia. Las sillas de comedor son las célebres CH24 de Carl Hansen y acompañan a una mesa de comedor redonda, con un pie central dorado.

SI TE INTERESA COMPRAR ALGUNO DE LOS PRODUCTOS QUE APARECEN EN ESTE ARTICULO ENVIANOS UN EMAIL A HOLA@DECORAMUS.COM